Sí, me heriste

Todo vuelve a la normalidad después de lo anormal que puede llegar a resultar, el intentar salir del escollo en el que uno se encuentre, sea de la materia que sea y la causa que lo haya originado.

por