Ser optimista

Me consta que hay personas que me aprecian y sufren pensando que estoy un poco “tocado” cuando leen algunas de mis opiniones, -”tocado” en el buen sentido, es decir: triste, desmoralizado o desencantado- y ello me ha hecho reflexionar, sino para dar la vuelta a la tortilla, como vulgarmente se dice, sí para intentar enmendar la plana.

por