Demostrar es fácil, aceptar es complicado

por