¿Realmente vamos a consentirlo?

El Gobierno socialdemócrata de Jose Luis Rodríguez Zapatero ha pasado de prometer el pleno empleo en la campaña electoral de 2008 a anunciar la prolongación de la edad de jubilación a los 67 años, ampliar el periodo de cálculo de las pensiones, recortar en 50.000 millones de euros el gasto público y negociar una nueva reforma laboral que dispone el abaratamiento del despido y la bajada general de los salarios.