Los ciudadanos merecen una política útil y justa