La creación de empleo no se logra con propaganda y demagogia