¡Nos veremos en el cielo!

No sé como explicarme. Voy a tratar de ser sincero. Sin siquiera exaltarme, ni tampoco altanero.