Mi complejo de diógenes

Hasta hace bien poco desconocía la existencia del llamado complejo de Diógenes, que no consiste ni más ni menos que, en el deseo incontrolado de recoger y guardar todo lo que encuentres a tu alcance: ollas, mantas, cajas, plásticos, botes, ropa, colchones, todo lo que nuestra mente teme necesitar en un futuro y no poder poseer.