Las orejas del lobo

Dentro de la política de austeridad que viene practicando este Gobierno, desde que comenzaron las medidas para afrontar esta maldita crisis, se ha ejecutado un recorte extraordinario en partidas presupuestarias destinadas a sueldos públicos (no al de los políticos, precisamente) y asignaciones para la prestación de determinados servicios: ayudas sociales, educación y sanidad, entre otros

por