Las lágrimas de la Virgen

El moro embarcó un años más empuñando su alfanje para representar el simulacro del desembarco en tierras de El Campello.

por