La razón de la sinrazón

Una vez más la respuesta de las alegaciones a la modificación del Salt (ampliación de la Rambla) se convierte en un dar razón a la sinrazón que gobierna el Ajuntament de Sant Joan.

por