Incredulidad, miedo, indignación

Mi madre tiene 65 años, y cuida, sola, porque es viuda, de mi abuela de 100 años en una casa de Haygón, en el Paseo de las Azucenas. Es una mujer abierta y valiente que está siendo sometida a escarnios y humillaciones continuas. Frente a su domicilio la Asociación de Vecinos instaló un campo de fútbol donde todas las tardesnoches (hasta las 24 h) vienen grupos de jóvenes a jugar. Ana Cuerdo Alonso, hija de Felicidad Alonso Casado, y nieta de Candelas Casado.