¿Hasta cuándo?

Esa es la eterna pregunta que, me van a permitir que les diga, habitualmente me planteo cuando leo, oigo y aguanto la cantidad de barbaridades, mentiras y falsedades que oigo sobre la revisión del PGOU del Campello en boca de ciertos partidos de la oposición.

por