Hagámonos niños, de nuevo - Navidad 2007

¡Háganme caso, por favor: cojan una silla, la más pequeña que exista en la casa; consigan una pequeña rama de pino y, de cualquier lugar de la casa pendan espumillón con ella, comportándose como si de un ilusionado niño se tratara! ¿No recuerdan?...

por