Gobernar es priorizar

Cuando uno se mete en la vorágine del gobierno de una población, a veces se olvida de que hay que dar explicaciones permanentes a sus conciudadanos para que estén debidamente informados, o al menos conozcan todas las versiones de sus actuaciones para así poder decidir y opinar sobre un tema.

por