A Germán, un hombre bueno

Querido Germán: Difícilmente los que no hacen nada por los ciudadanos, o mejor dicho, plantan árboles, y hacen y corrigen rotondas y accesos peatonales, pueden comprender que tú dediques tu tiempo a los demás.

por