Erase una vez … LARRAIX… LARACHE

Tradicionalmente la flota pesquera campellera se dedicó a explotar los ricos bancos de pesca situados a lo largo del litoral levantino, pero la creciente demanda de productos de la pesca, unida a la mejora en los canales de comercialización que se producen a mediados del siglo XX, obligaba a nuestras embarcaciones a extender su radio de acción para incrementar sus capturas y responder así a las necesidades de un mercado en clara expansión.

por