Doña Bienvenida y el colegio de las monjas

Doña Bienvenida López Seriñá, por testamento otorgado el 4 de marzo de 1927 ante Lorenzo de Irizar y Avilés, notario de Alicante, daba vida legal a un colegio de niñas que sería declarado de beneficencia particular docente por una Real Orden de 25 de septiembre de 1929, que se publicaría el 10 de octubre en la Gaceta de Madrid, con la denominación de “Colegio de la Santa Faz y de Nuestra Señora...

por