Cuentas pendientes

La legislatura que acaba deja demasiadas cuentas pendientes. La próxima corporación deberá afrontar una amplia agenda de asuntos en los que las decisiones van a estar condicionadas por la situación económica en la que, más de quince años de gobierno de la derecha han sumido al Ayuntamiento.