¿Cuántos se suman ya?

Otro secuestro, y en esta ocasión a una O.N.G. dispersada por un País para saciar sus miserias y el hambre de esos lejanos lugares tan peligrosos y tan desamparados por sus fuerzas Militares (si es que las tienen), atacando a una misión que no es acompañada ni en su frente ni en su retaguardia por dos todo terrenos con presencia de fuerzas Armadas para poder evitar esos secuestros que por todos esos lares están a la orden del Día.

por