Andamos por encima de las aceras inseguros e intranquilos

Cada vez en esta ciudad se ve más a los conductores de las bicicletas mont-bike circulando por encima de las aceras o baldosas a una velocidad atroz, de modo negligente y temerario, bien sean en aceras anchas como estrechas, entorpeciendo e impidiendo el transito tranquilo de los peatones por las mismas, bien a ancianos, mujeres con niños, con sillas de ruedas, jóvenes, etc.

por