El Sábado fue el día de los disfraces en las Fiestas del Cristo

El sábado fue el día de la fantasía la alegría y el color en Sant Joan d'Alacan. Los disfraces fueron el elemento imprescindible para continuar la diversión durante las Fiestas dedicadas al Cristo de la Paz. Por la tarde los más pequeños inundaron la Avenida de La Rambla con sus divertdos disfraces. Más de 300 niños desfilaron por la pasarala situada a la altura del Ayuntamiento donde un jurado deliberó quiénes fueron los ganadores.