El Polideportivo de Sant Joan acogió la prueba de Running más extrema