Tratar al cortometraje con profesionalidad y darle la importancia que se merece son las claves del éxito del Festival de Cine de Sant Joan d’Alacant