Sant Joan protege las farolas y mobiliario urbano con un tratamiento repelente de orines y anticorrosivo