Los sueños de los niños de Sant Joan se cumplieron durante la Calbalgata de Reyes