La última línea de defensa frente a la burbuja del alquiler

El servicio municipal de vivienda de Sant Joan atiende a 400 familias en 2018