El Ayuntamiento inicia el expediente para nombrar a Guillermo Iborra “Hijo Predilecto de Sant Joan” y dedicarle un espacio público como maestro