Ciudadanos denuncia que el concejal no adscrito utiliza su despacho en el Ayuntamiento para promocionar su nuevo partido político