Juan Alberto Pascual y María Estela Leiva concluyen con éxito su aventura a bordo de un Seat Marbella del 92