Unitat d’Esquerres per Mutxamel presenta una moción para gravar con un 50% a las entidades financieras con viviendas desocupadas