Un mutxamelero da con la solución a los malos olores en los aseos

Joaquín Gallardo Ballester, vecino de Mutxamel, no es inventor de profesión. Es un inventor de vocación con numerosas y muy buenas ideas en su cabeza.