La policía consigue reanimar a dos personas en situación crítica con los nuevos desfibrildores