Familiares de Mireia se concentraron a las puertas de la Audiencia cuando declaró su asesino confeso

La muerte de la joven de 29 años, asesinada presuntamente a manos de su marido quien después quemó su cuerpo en la casa donde ambos convivían junto a sus dos hijos de entonces 2 y 5 años consternó profundamente a todos los vecinos del municipio de Mutxamel y Sant Joan donde era muy conocida.El pasado 1 de julio comenzó el juicio al presunto autor de su muerte