El grupo municipal socialista denuncia pasividad del Partido Popular ante los problemas de Mutxamel