Divernadal recibe a los pajes reales