La Escuela de Verano del CNC, a toda vela