Los alumnos del taller de pintura de la Asociación de Mayores muestran su sorprendente evolución de su técnica en tan solo tres años