La negociación del presupuesto vuelve a la casilla de salida tras una acalorada discusión durante el pasado pleno ordinario