Asesinado a puñadas y martillazos por un posible ajuste de cuentas en El Campello