Los gozos y salvas al patrón se convirtieron en un gran espectáculo audiovisual