La lluvia no pudo evitar una espectacular puesta en escena de la Hoguera Carrer Nou