Los legos invadieron el carnaval del San Raimundo de Peñafort