El IES San Vicente ya es un espacio cardioprotegido