El Colegio La Almazara importa de Hungría la detección ultraprecoz del ojo vago