Dos estudiantes sanvicenteros ganan el premio al mejor videojuego en un concurso internacional