San Vicente albergó la primera fase del Mundialito de fútbol base