Lucas Játiva, un campeón a los nueve años