Los hermanos Ayllón brillan en el primer trofeo de la temporada