Juan Antonio Sepulcre y Alejandro Sevilla vuelven a mostrar su instinto de superación